miércoles, 15 de febrero de 2012

Cristianos en el Trono de Hierro

Hace unos días apareció un artículo publicado en una página de cristianos fundamentalistas norteamericanos, en el que opinaban sobre la serie de televisión "Juego de Tronos", y sobre el daño que esta hacía a los pobres adolescentes que se dejaban seducir por sus contenidos. Os la voy a dejar para que os echéis unas risas, porque el artículo no tiene desperdicio alguno. Es tan ridículo que casi pasas vergüenza ajena (bueno, y sin el casi). Lo escrito en cursiva roja son comentarios añadidos por mi.

Los vientos frios crecen, pero los cristianos están aquí para acabar con ellos.

Brujería, sexo y socialismo (todos sabemos que el concepto de socialismo es algo profundamente medieval) forman un trío perverso. Sin embargo, una serie de TV no tiene miedo de promover esta agenda entre los jóvenes estadounidenses. Game of Thrones, el más reciente éxito de la cadena HBO, ha roto las barreras de la decencia con esta serie de ciencia-ficción (joder, debe ser porque Tyrion les ha debido parecer R2D2), y es hora de que los padres se den cuenta.

Dirigida específicamente a los varones adolescentes, haciendo énfasis en los antisociales y excluídos, esta serie es un cuento de hadas obsceno, con bestias, brujas, "jovencitas" promiscuas y caballeros de pecho depilado (por Dios, como se puede permitir algo así, un buen cristiano debe tener pelos hasta en la espalda). Con unas tramas de perversión pagana, violencia ocultista y propaganda anticristiana, ha sido increíblemente exitosa en atraer a chicos inmaduros de todas las edades a los dominios del entretenimiento para adultos por cable (y todos sabemos que esos chicos inmaduros deberían estar en el confesionario, dejándose "atraer" por un buen cura católico)


Esencialmente, Game of Thrones es una copia mal producida de Braveheart, de Mel Gibson (exactamente lo mismo, estos pavos no saben distinguir entre edad media, fantasía o la madre que los pario), con un toque de pornografía al estilo revista Hustler (menos mal que aún no le han echado el ojo a Spartacus) para condimentar el drama frustrantemente complicado (si no entendieron lo de la teoría de la evolución que coño van a pillar la trama de esta serie). Ustedes podrán ver hombres afeminados teniendo sexo en la bañera mientras hablan de dragones (aquí debieron de cambiar al canal porno gay), cadáveres diseminados formando pentagramas satánicos (joder, pues si que se fijan en los detalles estos pavos, habrá que revisar la primera temporada para ver esos maquiavélicos símbolos) y algunas de las actuaciones más artificiales jamás transmitidas en la pantalla chica (estos no han visto una serie de Antena 3)


¿Cómo pueden permitir un programa tan ilícito en la televisión estadounidense? ¿Representa una amenaza para nuestros hijos? (bueno, yo creo que no mucho más que un cura en un parvulario) ¿Podemos los cristianos expresar nuestra indignación y hacer que el programa sea censurado y cancelado? (lo raro sería que os callarais la boca por una vez) A continuación presentaremos doce argumentos sólidos para boicotear Game of Thrones en este año que comienza.

(Atentos que ahora empieza lo bueno)


1. Se muestran gráficamente anormalidades sexuales como el incesto y el lesbianismo.

Desde violaciones hasta orgías, cada episodio de Game of Thrones tiene algo que deja a los espectadores atónitos. Para muchos niños, está será la primera vez que vean actos de fornicación (bueno, si eres padre y dejas a tu niño ver esta serie pues vale) ¿Querrán experimentarlos en la vida real? (cuidadín que si ves esta serie te haces violador o montas una orgía, aunque tengas 10 años)


2. La brujería es presentada como algo que da fortaleza, mientras que los valores cristianos son insultados.


Pociones mortíferas y espíritus amenazantes dominan la trama (¿qué cojones de serie han visto estos?), pero no hay ninguna mención a Jesús (¡Por Dios! ¿Cómo no puede salir Jesús en una obra de fantasía, cuando todos sabemos que toda la religión católica esta basada en un cuento de hadas), pese al hecho de que su amor fue la base de la sabiduría de la Edad Media. (Y si no recordemos el "amor" que profesaban los tribunales de la Santa Inquisición y toda la sabiduría de los cruzados repartiendo ostias) 


3. Hay demasiada violencia, y esto impide que la trama general se vuelva interesante.


¿Realmente necesitamos ver esos sangrientos primeros planos de decapitaciones y muertes en justas? No contribuye a educar al espectador en nada. (Toda la razón del mundo, ¿cómo no cogen de ejemplo la Biblia? Bueno, a lo mejor Herodes mató a unos cuantos niños, y tal vez Dios se cargara a la humanidad con un pequeño diluvio, por no mencionar el asunto de Caín y la pequeña quemada con Sodoma y Gomorra, pero vamos, nada que ver con toda la violencia de esta serie)


4. Emilia Clarke (Daenerys) es una actriz de tan poco talento que su único rol en la serie es deleitar a los pedófilos.


Esta bonita joven desafortunadamente carece del intelecto o la sofisticación para aparecer en televisión (requisitos fundamentales para salir en la tele, y si no que les pregunten a los de Gran Hermano). Los productores parecen haberse dado cuenta de eso y le pidieron que se quite la ropa en cada escena (estos productores, que picarones... deben ser Andrés Pajares y Fernando Esteso). Su tierno y poco desarrollado cuerpo adolescente no evoca ninguna clase de femineidad, sino la inocencia de una niña perdida, sola al costado de la carretera y lista para ser recogida (Seguro que muchos curas andan preguntando donde está esa imaginaria carretera)


5. Al mostrar la unidad familiar tradicional heterosexual como disfuncional y un ejército socialista revolucionario como una alternativa ideal, la serie revela su ideología comunista subyacente.


¿Debería sorprendernos que George R.R. Martin, una figura influyente del Hollywood liberal, haya bautizado al espíritu que adoran estos soldados como el "Dios Rojo"? (En serio, ¿qué serie han visto estos pavos? ¿El Dios Rojo? Y lo del ejército socialista revolucionario, ja, ja. A lo mejor, en la segunda temporada, confunden a Stannis con Stalin)


6. El actor Peter Dinklage, que interpreta a un enano en la serie, se ha convertido en un símbolo de la sodomía entre los jóvenes estadounidenses.


Los niños se identifican con Dinklage por su pequeño tamaño y acento cómico, pero su obsesión por la penetración anal cruza los límites y se convierte en pura propaganda. ¿Cuántos niños observarán a este hombrecito y querrán imitar sus penetraciones obscenas en casa? (Que tiemblen los osos de peluche, que van a ser penetrados analmente hasta que los ojos de botón se les salten de su cara de felpa)


7. A veces la serie parece ser poco más que una excusa para mostrar escenas de homosexualidad ilegal.


Disfraces extravagantes, hombres afeminados de cabello largo (malo que sean afeminados, pero aún encima con el cabello largo... ¡Que indecencia!), chicos depilándose los unos a los otros... Agreguen a esto el voluptuoso estilo de la estrella porno gay Kit Harrington (os dejo un enlace a la imagen que ponen, claramente trucada. Aviso que puede herir sensibilidades... http://3.bp.blogspot.com/-0tF0ZTwzRLg/TnzVWp9odlI/AAAAAAAAAKE/XZBITWJTl9w/s1600/kit+harington.jpg), que interpreta a Jon Nieve, y sentirán que han sido transportados a un baño turco de San Francisco lleno de los simios de Star Trek (¿Los simios de Star Trek? Esta peña tiene un grave problema con las referencias cinéfilas, y lo de los baños turcos de San Francisco, solo alguien que haya estado en uno de ellos podría ponerlo como ejemplo)


8. Los actores irlandeses celebran el alcoholismo.


La ignominia de Irlanda ha sido la debilidad hacia el alcohol de su gente (mucho más ignominioso que los curas irlandeses violando niños, donde va a parar) ¿Por qué Game of Thrones debe hacer chistes con esa desgracia nacional?

9. Los lobos y los dragones simbolizan espíritus demoníacos en la cosmología pagana.


Cuando unes a niños con necromancia y adivinación, estás invitándolos a experimentar de formas espiritualmente  irresponsables. (¿Pequeña puya recordatoria a Harry Potter?) Tristemente, el ateísmo y el satanismo los esperan al final de ese camino. (Cuidado con la panda de adolescentes satánicos que se ha gestado tras la primera temporada de la serie)


10. La serie es increíblemente difícil de entender para los adultos.


La mayoría de los padres se confunden con los fuertes acentos europeos de los actores. (¡Malditos cabrones! ¿Cómo no pueden poner un perfectamente legible acento americano?) La historia, copiada del libro original, es frustrante por su falta de lógica y sus poco creíbles escenas románticas. (Con la lógica que desprende la Biblia, con sus serpientes parlanchinas, inmaculadas concepciones...) Los productores de Game of Thrones parecen haber entendido esto y han moldeado la serie para alejar intencionadamente a los espectadores de mayor edad. ¿No debería despertar sospechas el hecho de que hayan trabajado tan duro para pasar tiempo a solas con los niños de EE.UU? (Estoy empezando a sospechar que estos productores son curas irlandeses, no puede haber otra explicación)


11.  No hay ejemplos positivos a imitar.


Sonará anticuado pero, ¿qué paso con las fuertes figuras masculinas que teníamos en programas como La Casa de la pradera y Autopista hacia el cielo? (suena anticuado, machista y un poco raro eso de que nombren dos series protagonizadas por Michael Landon) En lugar de eso tenemos a Meñique y al andrógino Joffrey Baratheon como los héroes de los jóvenes confundidos de hoy, que parecen estar obsesionados con esta escandalosa serie (Los jóvenes andarán confundidos, pero lo de estos pavos es de juzgado de guardia: Joffrey Baratheon un héroe, ¡vamos, no me jodas!)


12. Las imágenes oscuras y tenebrosas deprimen a los adolescentes.


Muchas tribus urbanas juveniles, como los góticos o los skinheads, prefieren habitar el mundo de la noche. En la oscuridad encuentran cobijo y pueden esconder su adicción a las drogas y la violencia sexual (en serio, ¿no andan un poco obsesionados con el tema del sexo?) ¿Game of Thrones promueve activamente el uso de de marihuana (todos hemos visto como se ponen de fumar petas) y la violación? ¿Deberían los padres permanecer indiferentes mientras esperamos la respuesta a esta importante pregunta? (En fin, sin palabras me deja esta gente)


Bueno, espero que al menos os haya servido para echaos unas risas. Os dejo con el avance de la segunda temporada que, pese a lo que opinen los cristianos, me pienso tragar en cuanto la emitan.


3 comentarios:

  1. Por dios ke risas por tus comentarios ya ke me he puesto de mala ostia de leer las pajas metales de esa cuadrilla del kukus clan.
    Esta claro ke eeuu es un pais de contrastes.habra muchos genios pero hay muchos subnormales y lo ke es peor,con muchos seguidores

    ResponderEliminar
  2. Muy cañero sito, en fin los ultracatólicos americanos son así, mucho peor que los europeos, aqui no estamos acostumbradosa gente que no cre en la evolución y se cre lo de Adan y Eva literalmente...Sólo intentan hacer propaganda y proselitismo en cuanto pueden y son bastantes allí, aunque por aquí nos hacen echarnos unas risas de sus ideas del medievo...
    Grandes comentarios sito, se ve claramente que el que ha escrito el tema no ha visto la serie y el "artículo" habrá sido un encargo...
    Paso de esta gente...

    ResponderEliminar
  3. Ji,ji.Muy bueno tio.

    Estoy defraudado con extremistas tanto en politica como en religion,y aunque no me voy a meter mucho con el pasado glorioso de la iglesia y su santa biblia,yo les cortaria el rabo a todos esos curas pedofilos conocidos y desconocidos de esa gran institucion que es la iglesia,eso si que seria un extremismo positivo je,je.TOMA CASTIDAD!!!

    ResponderEliminar